Indígenas, originarios y campesinos proponen una cumbre productiva y una nueva ley agraria

cbba2

Una cumbre nacional productiva, una nueva ley agraria que resuelva los problemas post saneamiento de tierras, la consolidación de  los TIOC, la redistribución de tierras bajo un estudio de necesidades espaciales, auditoría jurídica y financiera del proceso de saneamiento nacional y departamental, reversión de tierras del latifundio y redistribución de tierras, son las demandas emergentes del Encuentro Indígena Originario Campesino “Por una agenda renovada de tierra y territorio”, realizado en Cochabamba en noviembre pasado.

Organizado por la Iniciativa Nuestra Tierra como parte de su “Escuela de Formación en Gestión de Tierra y Territorio”, la reunión congregó en Cochabamba la participación de 160 representantes de organizaciones campesinas e indígenas de La Paz, Chuquisaca, Oruro, Potosí y Santa Cruz.

cbba1

Mesa de trabajo región Valles.

Dos días de análisis y reflexión sobre los principales problemas de tierra, territorio y producción agrícola, dieron como resultado varias propuestas, entre ellas la convocatoria a cumbres departamentales y luego una nacional productiva en las que se debería trabajar en el diseño de normas y políticas de producción y promoción de la agricultura campesina e indígena.

En el ámbito del acceso y la tenencia de la tierra, se propuso la redacción de una nueva ley agraria como mecanismo para solucionar los problemas post saneamiento de tierras ligada a la Constitución Política del Estado, puesto que la actual norma es anterior a la constitución promulgada en 2009. Además, en este campo se planteó la consolidación de  los Territorios Indígena Originario Campesinos (TIOC) y la libre determinación de las naciones indígenas, puesto que la lucha de ese sector hasta el momento fue para contar con un territorio y solo con la tierra.

Ante la urgencia crónica de contar con más tierra para los nuevos comunarios indígenas y campesinos, se propuso la redistribución de tierras bajo un estudio de necesidades espaciales. Los participantes indicaron que las mismas comunidades deberían hacer este estudio y además que no se circunscriba al ámbito local sino a identificar tierras fértiles en otros lugares del país.

Finalmente se propuso hacer una auditoría jurídica y financiera del saneamiento nacional y reversión de tierras, puesto que ese proceso concluyó en octubre sin que se conozcan los resultados finales a escala nacional y departamental; y sin que se haya hecho una evaluación de todo ese trabajo en el país.

Foro realizado por participantes que representaban a los diferentes actores involucrados.

Foro realizado por participantes que representaban a los diferentes actores involucrados.

Email this to someonePrint this page