A 64 años de la reforma agraria en Bolivia, comunarios ven que el saneamiento no redistribuye tierras

escuela-lideres-lp-2017

En vísperas de cumplirse los 64 años de la Reforma Agraria boliviana, campesinos e indígenas ven que el proceso de saneamiento solo ha consolidado los derechos de propiedad de la tierra, ya existentes y no ha servido para redistribuir ese recurso y dar solución a la expectativa de la juventud rural que ve cómo en sus comunidades avanza el surcofundio y ellos se quedan sin propiedades.

De esa manera se expresaron los jóvenes que participaron en el primer módulo de la “Escuela de formación en gestión de tierra y territorio” implementado por la Iniciativa Nuestra Tierra en la ciudad de El Alto el pasado 7 y 8 de julio. Las sesiones del evento congregaron la asistencia de aproximadamente 80 representantes de comunidades del altiplano y los Yungas paceños, de Oruro, Cochabamba y Potosí.

En las dinámicas participativas y en las intervenciones personales, que tuvieron lugar en las dos jornadas, los asistentes expresaron su preocupación por la extremada parcelación de la tierra en las comunidades y la falta de políticas públicas integrales sobre acceso a este recurso natural. Esto, a pesar que una de las atribuciones del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), que ejecuta el saneamiento de tierras es, precisamente, distribuir y redistribuir tierras, “…priorizando a los pueblos y comunidades indígenas, campesinas y originarias que no las posean o las posean insuficientemente, de acuerdo a la capacidad de uso mayor de la tierra…”.

Según los comunarios, estos factores estimulan la migración de los jóvenes a las ciudades, acelerando el despoblamiento del área rural. También ven al saneamiento individual como otro factor que alienta mayor parcelación de la tierra: con este mecanismo, cada hermano, en una familia, cuenta con un título sobre una parcela y cuando tienen hijos, éstos disputan por su pedazo de tierra, y así sucesivamente hasta llegar a la división de la propiedad en surcos o surcofundio para la producción agrícola.

Las soluciones

escuela-lideres-lp-grupo-2017

Pero los asistentes no se quedaron en la queja o la denuncia, sino que plantearon alternativas de solución a la problemática agraria en general y al de saneamiento en particular. Entre ellas: el saneamiento colectivo para luchar contra el minifundio y surcofundio, pero si no se puede evitar el saneamiento individual, que este esté sujeto a normativas de la comunidad como los estatutos orgánicos comunales. Además se propuso el fortalecimiento de organizaciones sociales de cada comunidad, la revalorización de los conocimientos ancestrales, fomentar el uso de tecnologías y asistencia productiva para la no desertificación de tierras.

En otro grupo de trabajo se propuso que las tierras no cultivadas o que no cumplan la función económica y social pasen a la comunidad, para que ésta proceda a su distribución, según sus procedimientos propios. También plantearon que el Estado brinde condiciones para que no exista la migración campo-ciudad

En el campo agrícola, se propuso formar módulos productivos y empresas comunitarias que cuenten con asesoramiento técnico y profesionales jóvenes.

Comprendiendo el problema

escuela-lideres-lp2017

Comprendiendo el problema de tierra y territorio en Bolivia es el título del primer módulo de la Escuela de formación en gestión te tierra y territorio, que se desarrolló en El Alto. Los asistentes recibieron los contenidos de las tres unidades temáticas que componen este módulo: 1. Breve repaso histórico, acceso y tenencia de la tierra, a cargo del investigador en temas rurales Esteban Sanjinés, 2. Territorios: Potencialidades, vulneraciones y amenazas externas, que fue impartido por el especialista Gonzalo Colque, y 3. Acceso y tenencia de la tierra con enfoque de género y generacional.

El segundo módulo es: Nuevas presiones por recursos naturales y Directrices de tenencia de la tierra, que se realizará en La Paz en la primera quincena de septiembre. En el último módulo, previsto para noviembre, se buscará identificar propuestas de cambio agropecuario.

Iniciativa Nuestra Tierra ha organizado la “Escuela de formación en gestión de tierra y territorio” dirigida a líderes y lideresas campesinos e indígenas con el propósito de coadyuvar al entendimiento de los problemas actuales que afectan a los habitantes rurales y abrir espacios de formación sobre los derechos a la tierra y tierra y gestión de los recursos naturales.

Último módulo en Sucre

escuela-lideres-sucre2017

Con la participación de 60 indígenas y campesinos chuquisaqueños, la Escuela cumplirá su último módulo en Sucre entre el 27 y el 29 de julio. Los jóvenes que asistieron al inicio de esta dinámica, en marzo pasado, destacaron como un logro la participación de diversas organizaciones de base, algo que no es muy frecuente. En las sesiones organizadas para esta semana, los asistentes deberán identificar propuestas de cambio agropecuario para sus comunidades, aplicando de esa forma, los conocimientos recibidos en los anteriores dos módulos.

 

Email this to someonePrint this page